logo

PRESENTACION DE LOS SEMINARIOS INICIATICOS

¿Cómo dispensar una iniciación tradicional en las condiciones de vida propias del mundo moderno y eso sin pedir a los buscadores espirituales que renuncien al mundo para ir se a vivir a una comunidad rural o bien a una ermita?

Esta fue la primera pregunta.

La respuesta que vino por si misma fue, que muchos días de contacto anual entre el que trasmite y el que recibe no eran necesarios, pues no es suficiente con recibir la enseñanza, igualmente, es necesario ponerla en práctica y para eso es indispensable un periodo de maduración entre cada contacto iniciático.

La experiencia nos ha demostrado que un contacto anual de seis días es suficiente para realizar prácticas espirituales colectivas, comunicar los ejercicios contemplativos que cada uno debe, después, realizar solitariamente durante los momentos de recogimiento cotidianos, explicar las tomas de conciencia que debe efectuar durante sus actividades habituales, trasmitir los elementos fundamentales de la Enseñanza de los Maestros y responder a las preguntas.

Para permitir esta trasmisión, se proponen seminarios Iniciáticos o bien de tres fines de semana o de una semana al año.

Gracias a estos seminarios, la Cofradía Iniciática de la Mayéutica Trascendente, dispensa su abertura a la dimensión espiritual que mora en cada uno de nosotros.

 

Le objetivo de los seminarios Iniciáticos se puede definir en 11 puntos:

1er PUNTO – PROSCRIBIR EL COMERCIALISMO ESPIRITUAL.

Es necesario que la trasmisión Tradicional no caiga en la trampa de la comercialización espiritual. La cual, a pesar de su generalización en la sociedad moderna, es una infamia. Para alcanzar este objetivo, la Mayéutica se prohíbe toda propiedad, realiza sus seminarios en habitaciones particulares, es decir ya sea en domicilios de instructores, o de voluntarios, y vincula a la participación de un seminario un carácter totalmente gratuito.

Así pues, cuando usted viene a un seminario de la Mayéutica Trascendente, su inscripción y participación son enteramente gratuitas. Gracias a esta medida, usted estará seguro de que el instructor que le trasmite la enseñanza no es un interesado, usted sabe que esta trasmisión no es para él un medio de enriquecerse, o bien simplemente de ganarse la vida.

¿Cree usted que se puede, verdaderamente confiar en aquél para quién uno es un “cliente”? ¿Es aceptable que el Conocimiento espiritual sea objeto de un comercio?

La Mayéutica se ha puesto por objetivo desmarcarse radicalmente de todos los comerciantes espirituales, y es por eso que ha instaurado la regla de la gratuidad absoluta. Lo único que la Mayéutica vende son los textos de enseñanza, y estos son a un precio razonable.

2º PUNTO – RESPETAR LA LEY SELECTIVA DEL PEQUEÑO NUMERO.

Hay que evitar el proselitismo desordenado que no respeta la ley del pequeño número, inherente a la eficacia de toda trasmisión auténticamente esotérica.

Para alcanzar este objetivo, los seminarios no pueden reunir más que a un máximo de 12 personas. Esta estricta limitación numérica permite realizar un trabajo en profundidad con cada persona.

Las grandes agrupaciones espirituales siempre se forman en detrimento de la cualidad del trabajo interior efectuado, y obedeciendo a menudo a motivos comerciales inconfesables.

Por otra parte, lejos de buscar reunir el máximo de gente, un instructor de la Mayéutica, se compromete a descartar de la recepción iniciática a las personas que muestren no tener las disposiciones requeridas.

3er PUNTO – PERMITIR EL ESTABLECIMIENTO DE UN DIALOGO.

Es necesario dar, a los buscadores de Verdad, la ocasión de plantear al instructor todas las cuestiones que deseen. El dialogo espiritual es un elemento fundamental de la pedagogía que conduce al alumbramiento espiritual propuesto.

Una enseñanza espiritualmente eficaz, es una enseñanza que responde a sus preguntas más profundas. Para eso los discursos y conferencias prefabricadas no son convenientes, es un diálogo profundo e individual lo que debe de establecerse con cada persona.

Con el fin de alcanzar este objetivo, los seminarios consagran todas las mañanas más de tres horas al diálogo, a la enseñanza oral. Cada uno tiene la posibilidad de establecer un verdadero intercambio personalizado con el instructor.

Por otro lado, dos noches por año, la última hora de práctica está consagrada a un forma de dialogo, llamado, “liberador”, el cual se efectúa en condiciones especiales, con el fin de situarse al más alto nivel, y conservar el vigor percutor de su objetivo, que es una intento de romper el velo inmediato y sin concesiones.

4º PUNTO – REALIZAR UN TRABAJO ESPIRITUAL COLECTIVO INTENSO.

Uno de los objetivos de los seminarios es la realización de un trabajo espiritual intenso. Las prácticas colectivas poseen virtudes particulares que no tienen las prácticas individuales.

Para alcanzar este objetivo, todas las tardes son consagradas a realizar una gran práctica tradicional que trae consigo una poderosa “influencia espiritual”, susceptible de dejar una “huella” profunda en el alma de los que estén preparados.

¡Se debe decir que la Mayéutica no está hecha para diletantes! Durante cada seminario se pide a los participantes el seguir un programa de trabajo bastante estricto. Este programa, que tiene pausas indispensables, ¡no deja más que muy poco tiempo para el parloteo!

Los seminarios no son reuniones de amigos adornadas con algunas prácticas espirituales. Al venir a un seminario usted se encontrará situado en unas condiciones de recogimiento y de interiorización con el fin de avanzar los más rápido posible hacia el misterio central, sobre el que reposa el universo, y que permanece en el trasfondo de usted mismo.

5º PUNTO – DAR UNA ENSEÑANZA ADAPTADA A CADA CASO PARTICULAR.

La trasmisión individual de la disciplina liberadora debe ser adaptada a cada caso particular, y tener en cuenta las predisposiciones personales y del camino ya recorrido.

Para alcanzar este objetivo, al final de cada una de las jornadas del seminario, la disciplina iniciática, que cada uno debe de poner en práctica durante el conjunto del año, en el cuadro de su vida profesional y familiar, puede ser trasmitida, si es pedida, a dos personas.

Esta trasmisión individual que se hace a través de una jerarquía de 8 grados Iniciáticos es fundamental, ya que ella comunica las técnicas y los ejercicios gracias a los cuales el Conocimiento Iniciático recibido de manera virtual durante los seminarios, podrá, gracias al trabajo individual volverse una vivencia efectiva y trasformadora.

Precisamos que estas técnicas y estos ejercicios, aunque tienen un origen muy antiguo, han sido adaptadas al contexto específico de la vida moderna.

6º PUNTO – PERMANECER FIEL AL ARRAIGAMIENTO TRADICIONAL.

La Tradición hindú es para la Mayéutica la fuente constante de energía espiritual que la atraviesa, y con la que entra en contacto toda persona que participa en un seminario.

Es importante, sobre esto, recordar que más allá de lo visible, las Tradiciones espirituales son corrientes cargadas de la gracia divina y de la energía espiritual que conduce a los buscadores de Verdad hacia la realización del Despertar.

Para alcanzar este objetivo, algunas prácticas realizadas durante los seminarios tienen por objetivo explícito el poner en contacto a los practicantes con esta corriente de energía espiritual. El buscador espiritual solitario no puede ni imaginarse cómo su camino personal puede facilitarse y acelerarse cuando en los seminarios Iniciáticos entra en contacto cn esta influencia espiritual.

Por otro lado, la fidelidad Tradicional a la que se apega la Mayéutica es para el practicante una garantía de éxito. Mientras que vemos, por todos los sitios, personas crear, de todas partes, nuevas enseñanzas espirituales, a partir de experiencias incompletas y limitadas, cuando ellas no están apegadas a graves ilusiones, los instructores de la Mayéutica permanecen fieles a la tradición y trasmiten una enseñanza y unas técnicas de realización interior extraídas del tesoro que nos han legado generaciones de Maestros y de discípulos.

7º PUNTO – TRABAJAR EN UN MARCO INTERCONFESIONAL.

Para nosotros todas las religiones y todas las grandes Tradiciones provienen de Revelaciones divinas, y tienen su origen en la misma Realidad Trascendente.

A la vista de esta verdad, las enseñanzas espirituales pueden clasificarse en dos categorías: por una parte, tenemos enseñanzas sectarias que se declaran ser los únicos poseedores de la Verdad, y por otra parte tenemos enseñanzas que, reconociendo que no hacen más que proponer uno de los caminos espirituales que conducen hacia la universal Realidad divina, dan muestra de tolerancia frente a los otros senderos.

La Mayéutica va más lejos aun que eso, pues, lo que su enseñanza propone, es un trabajo iniciático auténticamente interconfesional. Y eso es así, pues, las técnicas iniciáticas que trasmite pueden adaptarse a cualquier creencia. Tal o cual proceso de recogimiento, el cristiano podrá hacerlo meditando sobre el Cristo, el musulmán sobre las Fórmulas Coranicas, el judío sobre los conceptos de la Kábala, el budismo sobre los elementos del Dharma, el chines sobre el tao, el hindú sobre su Istha-devata.

La diversidad de estas aproximaciones conduce, sin embargo, a vivir la misma, única y universal inefabilidad Trascendente, que constituye, a la vez, la fuente y la meta de todas las religiones, que en la India se llama Para-Brahman, y a la que la multiplicidad de Tradiciones le ha dado múltiples nombres.

Así, la Mayéutica no solamente no busca convertir a los que vienen a los seminarios, sino que ella trasmite a cada uno una ciencia esotérica que le permita profundizar en la Esencia de su fe.

8º PUNTO – PROPONER UNA ELECCIÓN ENTRE LA VIA DEVOCIONAL Y LA VIA NO DEVOCIONAL.

Aquellos que aspiran al desarrollo espiritual tienen, de forma natural, una predisposición devocional o bien, al contrario, una predisposición no devocional.

Entendemos por predisposición devocional el hecho de dirigirse a Dios a través de la oración, y elevar nuestros sentimientos hacia El. Esta tendencia devocional puede ejercerse en un marco confesional, o bien fuera de todo arraigamiento religioso. Incluso puede tener como objeto de amor un gran Maestro espiritual, o bien Dios en su realidad invisible, omnipresente e informal. También puede dirigirse a Dios a través de la naturaleza en la que se percibe su gloriosa Manifestación. A cada uno de esos tres tipos de devoción, la trasmisión iniciática de la Mayéutica propone un trabajo espiritual diferente, pues evidente que lo que conviene a uno no podría convenir al otro.

Pero al lado de las personas, que de forma natural, tienen predisposición por la devoción, hay otras, que al contrario, no la tienen. Estas personas, a menudo, no tienen arraigamiento confesional en absoluto, y desean una total independencia y libertad para buscar la experiencia de la Trascendencia, que se sitúa más allá de todas las conceptualizaciones teológicas. Para tales personas, la trasmisión iniciática de la Mayéutica propone otro tipo de trabajo espiritual, adaptado a lo específico de su atracción. La disciplina iniciática trasmitida, lejos de intentar hacer comulgar a todos por igual, se adapta a lo específico de cada uno de los grandes tipos de predisposiciones espirituales.

“Todo lo que sube converge” ha sido dicho, y eso se verifica todos los días en el seno de la Mayéutica, ya que personas, que tienen predisposiciones tan diferentes como las que acabamos de evocar, acaban por llegar a la misma experiencia interior. En cuanto a las prácticas colectivas realizadas durante los seminarios, las unas son de naturaleza devocional, y otras de naturaleza no devocional, para corresponder a todos.

9º PUNTO – EVITAR LA DEPENDENCIA SICOLÓGICA DE LOS PRACTICANTES.

Es importante no favorecer un estado de dependencia sicológica en la que podrían caer algunos espíritus frágiles, con el fin de que todo el mundo pueda crecer espiritualmente en fuerza e independencia.

Para alcanzar este objetivo, los contactos Iniciáticos necesarios para la Trasmisión están limitados a 6 jornadas por año. Debe admitirse, en un contexto así, incluso por los espíritus peor pensados, que no se puede hablar de enrolamiento.

Según una parábola tradicional, el instructor puede, durante los seminarios, indicarle dónde se encuentra el pozo, y dónde se encuentra el cubo, pero es usted, por medio de su práctica espiritual durante el conjunto del año, quien debe de hacer el esfuerzo de sacar de las profundidades el agua de la Gnosis.

Venir a los seminarios es, pues, recibir la trasmisión de un “programa” de trabajo espiritual y de ejercicios Iniciáticos, para realizar los unos durante momentos de recogimiento y los otros en el seno de sus actividades cotidianas.

Todo depende de su práctica personal. La realización espiritual no depende del instructor, depende de usted.

Añadimos, que un instructor de la Mayéutica no se sienta sobre un trono proclamándose “gran Maestro”, y pidiendo que se prosterne a sus pies. Aunque el colmo del ridículo haya sido alcanzado por algunos “pseudo-gurus”, nosotros no hemos sido contaminados.

En la Mayéutica, un instructor es simplemente un instrumento de trasmisión, también es un amigo, que, comprometido en el “Sendero sin retorno”, se propone ayudar a entrar a sus hermanos, que lo deseen, en este “Sendero de la eternidad”.

10º PUNTO – CONSERVAR EL CARÁCTER TEMPORAL QUE ES PROPIO A LA INICIACIÓN.

Cualquiera que entra en una religión, entra en ella, en principio, para todo el resto de su existencia. Al contrario, la iniciación, en el sentido tradicional del término, es un periodo de la vida durante el cual se busca obtener un desarrollo espiritual específico.

Para eso es preciso poner en práctica una disciplina, hecha de ejercicios y tomas de conciencia. Cuanto más regular sea su presencia en los seminarios, más intensa será su práctica y más rápidamente podrá acabar su iniciación. Nuestro objetivo no es buscar que entre de por vida en la estructura de la Mayéutica. Cuanto más rápido se lleve a término su alumbramiento espiritual, más rápido podremos separarnos, con una satisfacción mutua.

En cuanto al número de años precisos que son necesarios para llevar a cabo la iniciación, se comprenderá que varía según las personas. La iniciación de la Mayéutica tiene por objeto hacerle conocer de experiencia lo que usted es, más allá del cuerpo, de la mente y del alma individual. Ella quiere hacerle vivir en su verdadero nivel, al nivel de su Sí mismo, al nivel de su identidad suprema, que es indisociable de la Realidad Trascendente, que los hombre con su terminología torpe han llamado: Dios, Brahman, Nirvana...

Eso no es una perspectiva inaccesible. Todas las personas que han acabado la iniciación de la Mayéutica han llegado a ella.

Si intenta con nosotros la aventura espiritual, después de algunos años de trabajo, esta experiencia será la de usted.

Cuando la iniciación se ha acabado, usted no se ha vuelto un gran Sabio, sino que usted estará Despierto a su dimensión Trascendente, desde entonces, no necesitará de nadie y podrá continuar solo el perfeccionamiento infinito del vehículo humano, que el amor y la compasión han puesto al servicio de la humanidad.

11º PUNTO – INSTITUIR UN SISTEMA DE TRASMISIÓN INICIATICA ADAPTADA AL MUNDO MODERNO.

Al instituir un sistema de trasmisión Iniciática adaptada al mundo moderno, y totalmente desprovista de comercialismo, la Mayéutica Trascendente a desarrollado una organización original.

Las personas que reciben la iniciación son repartidas en pequeños grupos de estudio, autónomos e independientes. Sus lugares de encuentro pueden ser distintos y varios de año en año. Cada instructor puede tomar a su cargo varios grupos. Estos seminarios poseen 6 características que se combinan entre ellos. Pueden ser:

GRANDES o PEQUEÑOS
PRÓXIMOS o ALEJADOS
De RESIDENTES o de VISITANTES.

Los seminarios se llaman GRANDES, cuando duran 6 jornadas completas y consecutivas. Los participantes llegan al sitio la vigilia de la primera jornada de trabajo espiritual, y dejan el sitio durante la tarde que sigue a la última jornada. Lo que da un total de 8 días de presencia. Cuando un grupo recibe la iniciación gracias a un GRAN seminario, él es invitado anualmente a 1 solo seminario. La razón de los grandes seminarios es el volver la iniciación accesible a todas las personas interesadas, sea cual sea su localización geográfica, pues solo necesita hacer el esfuerzo de un desplazamiento anual para beneficiarse de la trasmisión.

Los seminarios se llaman PEQUEÑOS, cuando duran 2 jornadas completas, durante el fin de semana. Cuando un grupo recibe la iniciación gracias a PEQUÑOS seminarios, este grupo será invitado cada año a tres seminarios de 2 días cada uno.

Los seminarios se llaman PRÓXIMOS, cuando se desarrollan o bien en casa del instructor o bien a la proximidad de su domicilio. Estos seminarios se caracterizan por el hecho de que el instructor no acarrea ningún gasto de trasporte para realizarlos.

Los seminarios se llaman ALEJADOS, cuando el lugar de reunión al estar lejos del domicilio del instructor, este debe de efectuar un viaje más o menos largo para ir a realizarlos. En consecuencia las personas que participan en el seminario deben de reembolsar al instructor sus gastos de viaje de ida y vuelta.

Los seminarios se llaman de VISITANTES, cuando los participantes vuelven todos los días a su casa o bien a un lugar que ellos han alquilado a la proximidad para la circunstancia. Las comidas de mediodía se hacen en el sitio gracias a la comida que cada uno trae consigo.

Los seminarios se llaman de RESIDENTES, cuando los participantes duermen y comen en el lugar. Los seminarios de residentes tienen como ventaja el permitir una mayor concentración, pero se presupone que se aceptan las molestias de una vida colectiva.

Dadas las posibles combinaciones, hay 8 categorías de seminarios. Según estas categorías los seminarios pueden ser:

            GRANDES ALEJADOS y de RESIDENTES

            GRANDES ALEJADOS y de VISITANTES

            GRANDES PRÓXIMOS y de RESIDENTES

            GRANDES PRÓXIMOS y de VISITANTES

            PEQUEÑOS ALEJADOS y de RESIDENTES

            PEQUEÑOS ALEJADOS y de VISITANTES

            PEQUEÑOS PRÓXIMOS y de RESIDENTES

            PEQUEÑOS PRÓXIMOS y de VISITANTES

Las explicaciones que acabamos de darle, y que determinan cuales son las diferentes categorías de los seminarios, le permitirán comprender la naturaleza de los seminarios a los que puede ser invitado. La definición del seminario figurará siempre al principio de la carta de invitación.

Ahora usted está en posesión de información útil y necesaria.

Es solamente asistiendo a un seminario como usted sabrá verdaderamente lo que le ofrece la Mayéutica.

¡No deje pasar la oportunidad!

¡Que sobre usted esté la Paz! ¡El Conocimiento! ¡ El Amor!

Poker bonus at bet365.com