Iniciación al Advaita Vedanta

La tradición hindú se arraiga en una Revelación (Sruti) recibida por los seres humanos en una época prehistórica. Esta Revelación cuidadosamente memorizada fue transmitida durante siglos de una manera oral, antes de ser confiada a la escritura. El cuerpo de estas Escrituras constituyen los Vedas, es decir, el “Saber sagrado”.

Sri Shakâra Bhagavatpada (788-820) funda la Escuela del Advaita-Vedanta, o la Escuela de la No-Dualidad, que se basa en la exégesis de la significación espiritual y metafísica de los Vedas.

Sri Ramana Maharshi (1879-1950), abrió a todos la realización de esta enseñanza, hasta entonces reservada a una élite.

La iniciación propuesta tiene por objeto el transmitir una Enseñanza liberadora que no tiene como objetivo contentarse con estudiar el Advaita-Vedanta, sino Realizar por medio de una experiencia interior directa la Verdad de la No-Dualidad.

Para alcanzar su objetivo, el trabajo espiritual que cada uno debe de efectuar ha sido dividido en una serie de etapas.

La progresión y el dominio de estas etapas iniciáticas es fundamental, pues gracias a esta pedagogía, lo que parecía imposible se vuelve poco a poco accesible.

Por otra parte, se trata de una pedagogía adaptada a las condiciones de la vida moderna.

Esta transmisión iniciática no implica ningún compromiso sectario.

Uno o dos encuentros anuales permiten la comunicación de técnicas de realización espiritual que cada uno debe de introducir en su vida corriente.

El instructor que transmite estas técnicas no juega un papel de “Maestro”. Él sabe que la eficacia del método reposa en el trabajo personal de cada uno.